lunes, 18 de mayo de 2009

PARANOIA CON LA GRIPE

En Japón estamos paranoicos con la gripe.


El día de hoy lo explica bastante bien, así que lo cuento cronológicamente:

1.- Anoche nos enteramos de que el número de afectados en la zona de Kobe y Osaka había ascendido a cuarenta y tantas personas. Cada día se dobla el número de personas que se han contagiado de la famosa gripe. Esta mañana (me he enterado después el número de afectados era de noventa y siete). Después de unos días de recibir cañita por parte de mi contraria, ahora me bastan sonrisitas de suficiencia.

2.- Cuando hemos llegado a la estación nos hemos percatado de dos cosas; La primera, que había menos gente de lo habitual. La segunda, que el número de mascarillas era bastante alto. Aquí el personal o es muy sensible o muy hipocondríaco (voto por lo segundo). Normalmente siempre hay alguien con mascarilla en el tren o por la calle (pero siempre ¿eh?). Hoy, casi la mitad del personal iba con la mascarilla puesta (sin exagerar).

3.- Cuando he llegado a la escuela me han dado una a mi. nos han pedido que la lleváramos en el ascensor y en lugares muy concurridos. De ahí la foto del principio.

4.- Un ratillo después, me he enterado de que los colegios de primaria, secundaria e institutos se han cerrado durante toda la semana debido a la gripe.

5.- Nos han comunicado a nosotros que no vengamos hasta el lunes, consultando previamente la web de la escuela para ver si todavía nos retrasamos algo más. ¡Tela marinera!

Ahora bien, estos días de clase que perdemos no se pierden sin más. Las vacaciones de verano (que son de un mes) se reducirán para poderlos recuperar. Definitivamente esto no es España.

Tengo opiniones enfrentadas en cuanto a cómo se aborda la gripe en este país. Por un lado, mi mentalidad española me dice que si, que mascarillas y que todo lo que quieran, pero que esto es gripe, la gripe se pega más que los bailarines de lambada, y al final la acabará cogiendo hasta el tato, morirán algunas personas (niños o ancianos que ya estaban delicadillos) y otra vez vuelta a empezar el año que viene.

Por otro lado, la alta densidad de población que hay en Japón (cuatro veces la de España) me hace pensar que bueno, que vale, que a lo mejor hacemos algo con esto. Además, un estornudo de una persona infectada con el virus en un tren puede contagiar a medio vagón. Así que creo que, aunque paren los colegios, los padres se contagiarán en el curro, se lo pasarán a sus hijos y lo único que habremos conseguido es disminuir las vacaciones de verano. Y por ahí no me gusta nada pasar.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Por si éramos pocos parió la gripe.
Que tiene esta gripe que no tengan las demás?

Juan Carlos dijo...

Tambien aqui nos hemos enterado, por los telediarios, de vuestros problemas con la gripe. Cuidaros mucho

Anónimo dijo...

Estás más delgado? Estás aprovechando la circunstancia para jugar (más todavía) a médicos y enfermeras?

Expatriado dijo...

El peso baja, baja... si: es lo que tiene Japón. Si cuidas un poco los chuches (que los hay, y a montones), el adelgazamiento está asegurado (para un tío como yo que llegaba con 12 kilos de más).