jueves, 21 de abril de 2011

OKINAWA (XI) - ÚLTIMO DÍA

Nuestro último día en Okinawa amaneció lloviendo. El sol no se asomó prácticamente nunca desde que llegamos, y así seguiría. Durante el día chispeó, pero no fue nada serio. Como nos volvíamos esa tarde, echamos la maleta al coche y nos dirigimos a Naha. La idea era ver un poco la capital y estar cerca del aeropuerto para cuando tocara volverse.

De camino nos encontramos con una carrera popular que nos hizo desviarnos un poco de lo que nos indicaba el GPS del coche. No eran pocos los que corrían, no...

Carrera popular de camino a Naha

Una vez llegamos nos dedicamos a curiosear entre las tiendas de recuerdos, de ropa militar procedente de las bases americanas (sobre todo usada), etc. Una cosa que me llamó la atención fueron la cantidad de frascos con serpientes metidas en alcohol que había en las tiendas. Parece ser que esto viene de la medicina china, y beber estos mejunjes dan virilidad. Yo, como soy de Chueca, pasé... cada frasco era un dinero, ¿eh?

Frascos con serpientes en alcohol

Luego nos perdimos un poco por un mercado de por allí. Mucho producto del mar y pocas fotos buenas.

Langostas y unos moluscos enormes, todo vivo...

También nos encontramos con una caja de Dragon Fruits, fruta a la que dediqué una entrada en el blog hace algún tiempo.

Dragon Fruits

Además, pude cumplir un sueño que tenía cuando chaval: probar la caña de azúcar. En una tienda del mercado te la preparaban para beber en el momento. La senora trituraba las cañas en una máquina y te servía el jugo en un vaso.

La señora triturando la caña

Estado de la caña después de pasar por el aparato

Resultado del proceso

La verdad es que el juguillo (que compartimos) estaba bien rico. También compramos un paquete de caña preparada para masticar (le quitan la parte de fuera). En este caso el proceso es el mismo que con la máquina, pero lo haces con los dientes. El jugo de la máquina es más recomendable.

Caña de azúcar lista para masticar

Era como masticar los lapiceros del cole, pero mucho más dulce y jugoso, dónde va a parar.

3 comentarios:

Lucia dijo...

Cuando yo era pequeña la traian en la feria ,
en las fiestas de San Lorenzo y la comí igual que el palulu o palo dulce ¿ no lo has visto nunca en las
ferias ? .

HAJIME dijo...

Como son los Uchinanchuu (Shimanchuu)?

he oido que son gente muy agradable, uno de mis sueños es visitar algun dia Okinawa ^^

Conozco un fotógrafo que hace unas fotos increíbles de Okinawa (él es Uchinanchuu)

Expatriado dijo...

Lucia: No, esta fue mi primera vez. En las ferias, coco, palulú y chufas, pero de esto no he visto nunca...

HAJIME: La gente de Okinawa es maja, pero como todos los japoneses. Ellos y nosotros somos tant distintos que es difícil hacer diferencias entre los japoneses de diferentes zonas.