lunes, 18 de octubre de 2010

COSITAS SOBRE LA PUBLICIDAD

En los países asiáticos hay una agresividad publicitaria que no se ve en España, resto de Europa o Sudamérica. A continuación escribiré algunas cosillas, a modo de apuntes, que me han llamado la atención acerca de la publicidad en Japón:

1.- La tecnología
El coste de la tecnología en este país es relativamente más bajo que en España. No es nada raro encontrarse pantallas gigantes por la calle en los cruces importantes de las ciudades grandes.


2.- La densidad de población
Debido a la densidad de población tan elevada que hay en Japón, cualquier cosa que se hace a nivel publicitario tiene una gran impacto debido al número de personas a las que llega. También es verdad que a la publicidad le acabas prestando menos atención de la que le prestas en Europa.


3.- La legislación
No se exactamente como funciona el tema legislativo en lo que respecta a la publicidad en la calle, pero el bombardeo de luces y neones que se usa en Japón está prohibido en España. Además, en ciertos sitios se usan unos sistemas de megafonía a un nivel de decibelios que no debe ser nada sano.


4.- Los voceros
El alto nivel de copetitividad, lo pequeño de algunas tiendas, y el hecho de que un gran número de veces están situadas en lugares poco accesibles (generalmente pisos altos de edificios), hacen imprescindible echar voceros a la calle a arrastrar a los clientes (en el caso de los restaurantes) o simplemente a dar la coña con un altavoz.


5.- La competitividad
Ya lo he comentado antes, pero merece un punto aparte. Aunque no se refleja en el paro tanto como la española, la crisis japonesa es muuuucho más larga que la nuestra. La economía japonesa apenas crece desde finales de los 80. Los precios (y los sueldos) suben entre cero y apenas nada. De hecho, la competencia los hace disminuir a menudo. Aquí hay MUCHA competencia. En algunos terrenos, como en las compañías de telefonía, somos bastante comparables con japón. En otros, como el número de cadenas de electrodomésticos, o de grandes almacenes, o de bebidas refrescantes, o de líneas de tren, nos dejan en pelotas. Entre Kobe y Osaka hay tres líneas de tren de tres compañías diferentes, como he comentado alguna vez. Y eso sin contar el tren bala.


6.- Los famosos
A diferencia de España, en la que solo aparecen famosos extranjeros en los anuncios de El Corte Inglés (y a veces en los del cava), aquí aparecen famosos americanos a punta pala. Pongamos como ejemplo los anuncios de Brad Pitt, Cameron Díaz, Tommy Lee Jones o Tarantino. Otras veces los imitan sin compasión, como a Jamiroquay. También sacan a famosos japoneses, de los que habría mil ejemplos. Valga este del famoso Ichiro, un jugador de baseball que juega en los Mariners de las Grandes Ligas americanas.

7.- En el transporte público
Es muy normal que los trenes vayan hasta arriba de publicidad, incluso en los asideros para no caerse.



8.- A veces, creatividad

A veces, ni mucho menos siempre, te encuentras con campañas acertadas y mucha creatividad (foto de Kirainet.com)

3 comentarios:

HombreRevenido dijo...

Interesante, sí señor.
La publicidad se está reinventando a sí misma, pero está claro que algunos trucos: luces y altavoces, durarán siempre.

Azucena dijo...

Estamos copiando nosotros ese feo acto. Hoy he salido de paseo por sol y voceaba el de compro oro , nunca lo había visto así .

Anónimo dijo...

¡Me encanta tu blog!gracias a ti estoy conociendo un poco mejor Japón.