miércoles, 24 de marzo de 2010

PONER GASOLINA

Hoy os comento cómo ponemos gasolina en Japón. La cosa es bastante parecida a España con algunas diferencias:
  1. La limpieza: todo está bastante más limpio que en España. Se nota la diferencia
  2. La tecnología: el surtidor incluye una pantalla donde te abrasan a anuncios, además de permitir el pago con tarjeta de crédito, tarjeta prepago, metálico o "llavero de cliente".

El "llavero de cliente" es un llavero magnético que te identifica, y que te permite que te carguen en cuenta en el banco lo que gastas en gasolina. Es una herramienta de fidelización, claro, porque es exclusivo de la cadena en la que repostes, pero te proporciona un ahorro de un par de yenes por litro, que está alrededor de un euro el litro al cambio actual. El llaverito en cuestión aparece en la imagen siguiente, pasándolo por el lector:


En la parte inferior derecha de la imagen aparece, además, un círculo negro cuya utilidad es descargar la electricidad estática, peligrosa en los repostajes. Se toca previamente a servirse la gasolina. Realmente esto es un poco estúpido, porque si tienes la precaución de cerrar la puerta antes de cargar gasolina la propia chapa del coche te descarga. Pero se dan casos en los que la gente empieza a cargar, se sienta de nuevo en el coche, y el frote de la ropa con la tapicería puede generar estática como en este vídeo.

Os incluyo un par de imágenes más, no muy buenas porque están hechas tirando de móvil, que tampoco es que sea ninguna maravilla como cámara, por muchos megapíxeles que tenga...


4 comentarios:

Anónimo dijo...

Y cómo sabes el tipo de gasolina que estás echando? Sabes leerlo ya?

Expatriado dijo...

Es muy fácil, yo pongo la que me diga mi mujer... (es la primera vez que pongo gasolina en un año). Y no, no lo se leer...

jose dijo...

Guille, a mí lo que me sorprendió de las gasolineras de Japón es que los surtidores bajaban del techo!

Expatriado dijo...

Algunos bajan del techo, Jose. Otros, como es el caso de los de la foto, no.