miércoles, 15 de septiembre de 2010

CAMBIO DE AUTOBÚS

A mi suegro, que es transportista, le puede su trabajo a la hora de escoger utilitario. Acostumbrado al camión que conduce para trabajar, no puede tener un coche que abulte poco (aunque las calles de su barrio sean estrechas como pocas). Y siempre, siempre, Toyota.

Así que recientemente hemos pasado de un LandCruiser V8 más largo que un día sin pan...


... a una furgoneta aerodinámica a la que no le falta detalle...


Y oiga, siete plazas a su disposición, como si los cinco de la familia fuesen el Equipo A. Si tenéis un problema y os los encontráis, tal vez podáis contratarlos...

1 comentario:

Alberto dijo...

Toyota Alphard... Porque has indicado que SIEMPRE Toyota, porque esa rejilla es clavaita a la del Nissan qashqai europeo del 2009.
Menos mal que la web de Toyota Japón tienen dibujitos, si no imposible encontrar qué modelo es :)