jueves, 12 de noviembre de 2009

IKEBANA EN KYOTO

Hace como cosa de un mes fuimos a Kyoto a una exposición de ikebana. El ikebana es el arte del arreglo floral japonés. Aunque mi mujer practica el ikebana en una clase semanal, yo soy un completo desconocedor del tema. Se que hay varias clases o estilos, pero poco más. Sí que me gusta verlo cuando tengo oportunidad, así como los jardines zen o ĺa caligrafía japonesa. A todo le aplican una devoción por la calidad y una meticulosidad que es perceptible incluso para un profano.


Cuando mi mujer vuelve de clase de ikebana se trae las ramas y flores que ha usado en la clase, y vuelve a montar el arreglo en casa. Como la clase es semanal, y eso es lo que suelen aguantar los arreglos, resulta que todos los días tenemos uno, que cambia de semana en semana.

El caso es que algunas de sus profesoras articiparon en una exhibición que recogía arreglos de los mejores profesionales de todo Japón. Se celebraba en Kyoto, en Takashiyama, unos grandes almacenes de allí, y que dedicaron bastante espacio a la exhibición. Había arreglos de todo tipo, unos realizados por una persona y otros en equipo, unos con flores y otros sin flores. Algunos incluso con frutos, como granadas. Algunos eran muy tradicionales, pero no faltaban los que, incluso desde mi punto de vista, se percibían como innovadores o modernistas. Los recipientes también eran muy interesante, siendo los de bambú nuestros favoritos.


Me sorprendieron también muchas flores que no conocía. Por ejemplo, éstas que son como de terciopelo.


También podían verse señorar vistiendo kimono. Aunque las mayoría son señoras más bien mayores, no es difícil ver chicas jóvenes que también los llevan. Eso si, es más para ir a dar una vuelta, o para una ocasión especial, que para ir a clase o a trabajar.



Si éstas fotos os han picado un poquito la curiosidad, en mi álbum de facebook están éstas y otras muchas. Para verlo, solo hay que pinchar aquí.

1 comentario:

Azucena dijo...

Se nota que has ido poco a los cementerios en España , esas flores que dices no conocer , son muy comunes en la temporada de los difuntos .