domingo, 29 de abril de 2007

DESPEGUE

Madrid 19:10

Parece que el tiempo pasa despacio, pero es como una locomotora. Cuando crees que aún te queda tiempo te das cuenta de que estás en otro continente. Salgo para Chile esta noche (0:20), para viaje de trabajo de duración indeterminada (en principio).

Al igual que Chaendler en Friends, es dificil explicar qué voy a hacer allí de forma comprensible a todo el que pueda entrar en este blog. Así que no voy ni a intentarlo. De todas formas la mayoría de los que lo entienden ya lo saben. Y, desde otro punto de vista, ni siquiera yo estoy muy seguro, y tampoco es importante para el objetivo de esta página.

La idea es mostrar aquí (si tengo el tiempo) todo lo que me llame la atención, que será mucho, y dejar registro de esta experiencia única. Espero no pecar en exceso de "paletismo", porque a veces me da la sensación de ir con la maleta atada con una cuerda, la boina enroscada a la cabeza y la gallina en la caja de cartón con agujeros.

Va a ser difícil separarme de la mucha gente con la que comparto mi tiempo aquí, y de los que es difícil hacer un resumen. Dentro de un par de horas pasarán a recogerme unos amigos para llevarme al aeropuerto. Van a tener un niño en Junio, y me lo voy a perder (lástima...). Esta tarde he tomado un café con otros, y ayer cené con otra pareja. La verdad es que los voy a echar mucho de menos, pero son amigos de esos que lo seguirán siendo a pesar de los kilómetros y los océanos que haya de por medio. Y vivirán a través de mis ojos esta aventura, porque están conmigo dondequiera que yo esté.

El pasado jueves me despedí de otra buena colección de personas, compañeros y ex-compañeros de trabajo, a los que voy a echar también mucho de menos. Son la gente con la que he compartido más horas en los últimos años, y de los que he aprendido muchas cosas. Con ellos todo es diversión, hacen que las horas parezcan minutos; los problemas, retos; y las cervezas, risas. También estarán convenientemente informados. Son gente que usa el mail en la vida diaria, así que casi sabrán lo que me pase antes que yo mismo.

Por otro lado está la familia, con la que no comparto mucho tiempo, pero que sé que están ahí, y ellos saben dónde estoy yo. Tal vez no hablamos mucho, pero son los puntos cardinales que te ayudan a orientarte en la vida, aunque el viaje lo hagas con otros.

Todos ello sabrán más, a medida que lo necesiten, a través de esta colección de apuntes, que espero se les hagan tan amenos de leer como a mi de escribir:

Bienvenidos, hasta pronto y...

GRACIAS

6 comentarios:

Jesús dijo...

Desde este blog aprovechamos también para desearte una feliz aventura por tierras chilenas. Seguro que la experiencia va a merecer mucho la pena.
Te echaremos también de menos. Un fuerte abrazo,
Jesús

Mercedes dijo...

Jamás imaginé que llegaras a enternecerme, vas a conseguir que al final te echemos de menos y todo!. Ya sabes que es broma... Esperamos que disfrutes de esta experiencia, si el trabajo te lo permite, y si no, también. Ten por seguro que estaremos ahí, apoyándote en todo lo que necesites y que si el futuro, las empresas y la salud nos lo permite, iremos a darte la brasa y a comprobar que no has causado una revolución en Chile.
Un besazo enorme y ánimo, tal y como eres, lo tienes chupao.

Tus amigos David y Merche

P.D. Coñe,y escribenos de vez en cuando eh?

Jose dijo...

Me siento muy orgulloso de ser del grupo de "convertir los problemas en retos". Y eso que no soy gerente...

En realidad me mola más ser del grupo de convertir las cervezas en risas. Es un superpoder que tengo. No es tan bueno como el de convertir el agua en vino, pero no está mal.

Próxima convocatoria de cañas: Santiago de Chile!

Guillermo dijo...

Para superpoder el sentido arácnido, Jose. Gracias a todos por las colaboraciones.

Mercedes dijo...

Hola Guillermo!

Veo que te estás haciendo un chileno nato. Dentro de nada serás todo un personaje mediático en ese país. Bien, veo que hablas del trabajo, de la comida, de las costumbres (algunas), de la moneda...y de las mujeres? no nos dices nada de las chilenas? Con esa verborrea que tienes tú, las tendrás ya encandialdas! Bueno, esperemos que nos sigas haciendo uan descripción tan detallada de tus experiencias, las cuales nos valdrán para no hacer el ridículo cuando vayamos a visitarte.

Cuídate, (pero no demasiado! jeje) Un beso mío, y de David, ay saebs que el aunque no escribe, sí se acuerda de ti.

Mercedes dijo...

No, no me dedico a la bebida..., es el querer hacer varias cosas a la vez, que se me entremezclan las ideas, las letras, y...a ver si me voy a ir con otro marido?? jejeje

Besitos de nuevo